mARIO vILLARROEL

“Cuando pasión y creatividad se juntan sólo puede dar lugar a obras magníficas”

Mario Villarroel Sierraalta, Caracas Venezuela 1970, de profesión abogado, distribuye su tiempo entre la capital del país latinoamericano y Madrid, donde reside con su esposa y sus tres hijos desde hace más de 10 años.

Mario Villarroel Sierraalta conjuga su trabajo como abogado con la creatividad artística, dando rienda suelta a su imaginación haciendo obras en las que refleja alegría y pasión, mezclando materiales nobles como la madera y el hierro, con explosiones de color. 

Tiene un profundo conocimiento del diseño, la mecánica y la ciclística de motos, fruto de la labor desarrollada a lo largo de los últimos veinte años creando motos artesanales personalizadas para los gustos de sus exigentes clientes.  Su trabajo le ha hecho merecedor de numerosos reconocimientos tanto en Estados Unidos como en Europa.

Su entusiasmo por las motos, la música y reproducir con sus manos lo que se imagina, sus obras son la fusión de estas pasiones; objetos musicales que han quedado en el olvido recobran su esplendor, papel, hierro y lo que para otros son desechos del día a día, se unen armónicamente en sus trabajos.

The Second Life

La propuesta creativa de Mario Villarroel Sierraalta en The Second Life, busca dar una nueva vida a objetos cotidianos que por uso, desgaste u olvido pierden protagonismo, sus esculturas y cuadros rescatan piezas abandonadas o de desecho.

Los objetos que interviene los obtiene en recónditos lugares, haciendo su búsqueda en anticuarios y mercadillos en diferentes partes del mundo.  Instrumentos musicales inservibles son restaurados e intervenidos con delicadeza y en detalle.  Engranajes de motores se convierten en el alma del instrumento que de esta manera recobra una nueva vida y le hace trascender en el tiempo.

Sus cuadros, son collages, que adereza con memes rompedores y transgresores (reflejo de una sociedad crítica), descargas de color y acabados con resina.  Lo que pretende Villarroel Sierraalta con sus cuadros, es que el espectador añore momentos y tiempos pasados, y que de estos recuerdos emane una sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies